Bukelazo: un golpe a la democracia salvadoreña

El principal empleado de los salvadoreños ha decidido erguirse como el máximo intérprete de la Constitución. Pese a la misma Constitución. Nayib Bukele, presidente de El Salvador, decidió confiar en sus visiones -y en un Dios que aparentemente le habla- para dar un golpe a la Asamblea Legislativa. Y así, a la democracia.