La larga trama del conspiracionismo

Hay gente que cree que el coronavirus es un instrumento de dominación mundial creado por los enemigos de su país. Son los mismos que opinan que cuando no ganan sus candidatos hubo fraude. Esta es la gente que apoya a Trump en su intento de golpe de Estado.

¿Fue el trumpismo una anomalía?

Los historiadores del futuro tendrán mucho que decir sobre cómo el trumpismo, una forma extrema de populismo de derecha, acercó el populismo al fascismo y la dictadura, pero también cómo y por qué fue rechazado a fines del 2020.

Trump se va, sus semillas quedan

Trump ha sido definitivamente derrotado, sin embargo, el caudillo sigue ampliando sus ataques a la democracia, negando los procedimientos electorales democráticos y promoviendo una especie de intento de golpe de Estado, ridículo y probablemente fallido.

Las mentiras de Trump: una lección para los medios

Donald Trump perdió las elecciones presidenciales estadounidenses, pero aún prefiere vivir en el mundo alternativo que le ha creado su propia propaganda. En este universo bizarro, se le considera un héroe invencible de proporciones míticas que decide qué está bien y qué está mal.

Trump y el escándalo van de la mano

Trump y el escándalo van de la mano, pero ¿será este último la gota que rebalsará el vaso de la tolerancia americana para un líder tan inepto y corrupto? A pesar de que en Estados Unidos muchos piensan que esto es así, la historia del autoritarismo y el fascismo nos muestran que es dudoso que así sea.

Una carta sobre la intolerancia

La carta sostiene que el peligro es la falta de discusión no sólo promovida por los autoritarios a nivel global sino también entre aquellos que los resisten, “las fuerzas del iliberalismo están ganando terreno en el mundo y tienen a un poderoso aliado en Donald Trump, quien representa una verdadera amenaza a la democracia.

Arendt, Trump y la mentira en política

Todos los políticos mienten, pero Donald Trump, como Jair Bolsonaro en Brasil o Rodrigo Duterte en Filipinas, se han caracterizado como presidentes surgidos de las urnas que no tuvieron ni tienen problemas en utilizar la mentira como una herramienta política sistemática.

Trump y la mentira fascista

Esta forma de deformar la realidad tiene un precedente en la historia de la mentira fascista. Trump está utilizando esta crisis para promover su marca de autoritarismo, posicionándose no como un funcionario electo sino como un líder que posee la verdad y cuya autoridad es “total”.

Nuestra Newsletter