Una región, todas las voces

Nuestros columnistas

Fernando Barrientos

Cientista político. Profesor Titular de la Universidad de Guanajuato (México). Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Florencia (Italia). Sus áreas de interés son política y elecciones de América Latina y teoría política moderna.

Ordenar por

Los límites a la guerra “justa” y la condena necesaria

La mayoría de los gobiernos latinoamericanos opta por el silencio ante atrocidades en otras regiones, como las guerras en Ucrania y Medio Oriente, ya sea por la "autodeterminación de los pueblos" decimonónica o el temor a ser juzgados internacionalmente con la misma vara.

¿El voto electrónico puede salvar la democracia?

El caso de Venezuela es una muestra de que, incluso con urnas electrónicas, manipular las elecciones siempre es factible.

El nuevo menú de la manipulación electoral

Mientras persista la debilidad estatal y las economías no progresen la región estará condenada a los vaivenes entre autoritarismo y democracia.

Manifiesto por una nueva ciencia de la política

Para dedicarse a la política, no es necesario estudiar ciencia política; empero, para comprenderla científicamente y tratar de incidir en ella, sí.

El (anti)democrático Poder Judicial

En los últimos años en América Latina se ha asistido a un lento y a veces inadvertido proceso de control ilegítimo de las cortes supremas por parte de los presidentes.

El militarismo presidencial en América Latina

En las últimas dos décadas se ha visto una militarización de diversos sectores de la administración pública en países como Bolivia, Brasil, México, Nicaragua, El Salvador y Venezuela.

Las nuevas reglas no escritas de la sucesión presidencial en México

Desde que México transitó a la democracia en el 2000, ningún presidente ha logrado imponer a su candidato preferido para sucederlo.

Los jueces también hacen política

El reconocimiento del papel político de los tribunales y las cortes supremas se debe a los procesos de democratización que llevó a profundas reformas constitucionales para afirmar derechos políticos, sociales, económicos y culturales.

Cómo detener el deterioro de las democracias

Todos los mecanismos que permitan a la ciudadanía ver concordancia entre su vida cotidiana y la política en las instituciones pueden mejorar la calidad de la democracia y acercarla de nuevo a la política.

Sin oposición no hay democracia

No basta la existencia de dos o más partidos. Quien está en el gobierno debe asumir que debe tener un contrapeso político, de otra manera surgirán tentaciones autoritarias con el consecuente deterioro de los principios democráticos.