Balance de 2022 en doce noticias

Si bien América Latina es muy heterogénea y compleja, los titulares que reflejaron el acontecer en la región durante el año que termina pueden resumirse en una docena, uno por mes, que quedan como un resumen de lo ocurrido a la vez que dictan la agenda para 2023.

De acuerdo con la CAF-Banco de Desarrollo, mientras que el 10% más rico de la región se queda con el 55% de los ingresos y el 77% de la riqueza, el 50% más pobre recoge el 10% de los ingresos y tan solo el 1% de la riqueza. Una desigualdad que se transmite de manera pertinaz de generación en generación y que socaba las bases sociales del orden político.

En su informe anual Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, la CEPAL proyecta que el crecimiento regional del próximo año será una tercera parte de la tasa esperada para 2022. En un contexto de incertidumbres externas y restricciones internas, los países de América Latina y el Caribe crecerán un 3,7% en 2022, poco más de la mitad de la tasa del 6,7% registrada en 2021. Se estima que en 2023 se profundice la desaceleración del crecimiento económico y se alcance una tasa del 1,3%.

Sin haberse cerrado los datos para 2022 la tendencia que las tasas de homicidios superen las 20 personas por 100.000 habitantes se mantiene en Venezuela, Honduras, Colombia y México, y se aproxima a dicha cifra en Brasil, El Salvador y Honduras. La persistencia del crimen organizado vinculado al narcotráfico, pero también a la minería ilegal y al tráfico de personas es causa de la inseguridad rampante y una muestra del fracaso de estados con capacidades muy mermadas y de la existencia de zonas grises en las que el estado está ausente.

Los movimientos migratorios continúan teniendo una presencia notable. Países como Venezuela, con más de seis millones de emigrantes, Honduras, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, México y Cuba lideran la diáspora. En los últimos tres años, la cantidad de nicaragüenses que viven fuera del país creció del 10% de su población total al 17%. Desde 2018, 154.000 nicaragüenses han solicitado asilo en Costa Rica y en 2022 más de 180.000 emigraron a Estados Unidos, también lo hicieron cerca de 250.000 cubanos, más del 2% de los 11 millones de habitantes de la isla, constituyendo la mayor amenaza para el futuro del país que se está despoblando al darse simultáneamente una baja tasa de natalidad.

La paridad de género está muy lejos de alcanzarse en el ámbito del Poder Ejecutivo en la región mientras que se avanza lentamente en el seno de los Legislativos. Solo dos mujeres son presidentas, Xiomara Castro llegó al poder siendo esposa de un expresidente que en realidad maneja los resortes del poder en Honduras y Dina Boluarte lo hizo en su condición de vicepresidenta tras la destitución del presidente peruano.

El apoyo y la satisfacción con la democracia continúan cayendo. En Perú, que ha sufrido una de las crisis políticas más agudas a lo largo de 2022, según el Barómetro de las Américas, cayó el apoyo a la democracia del 63% en 2008 al 50% en 2021, mientras que la satisfacción con la democracia cayó del 52% en 2012 al 21% en 2021. Además, más del 88% cree que más de la mitad o todos los políticos son corruptos. Estos datos son compartidos con diferencias mínimas por toda la región

Aunque Costa Rica continúa situándose entre los tres principales países latinoamericanos en la mayoría de los índices que miden el rendimiento de la democracia en abril Rodrigo Chávez, que había vivido varias décadas fuera del país y que apenas tenía una breve experiencia política como ministro del gobierno saliente, fue elegido presidente con un magro apoyo partidista. Su inexperiencia y su verbo demagógico están conduciendo al país a un escenario de zozobra.

Gustavo Petro es el personaje del año en Colombia, no solo por tratarse del primer presidente de izquierda en la historia del país, sino porque desde antes de su victoria en las urnas había marcado la agenda política nacional de una forma muy intensa y, no en pocas ocasiones, de forma también muy polémica. La apertura de las negociaciones con la última guerrilla vivade América Latina, el ELN, es también un hito relevante.

Mientras Lula le daba forma a un Gobierno que volverá a tener casi una cuarentena de carteras ministeriales para satisfacer los requerimientos del presidencialismo de coalición que tan asentado está en el país, Bolsonaro hablaba en público el 9 de diciembre, tras 37 días sin que se escuchara su voz, en un discurso de 15 minutos ante simpatizantes agolpados frente al Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial. La resistencia de Bolsonaro a aceptar el triunfo electoral de Lula continúa alentando la polarización en el país

En Argentina, tras un año en el que la inflación se acercó al 100%, a la condena a seis años de cárcel comunicada el 6 de diciembre que enterraba las aspiraciones presidenciales de Cristina Fernández, sujeto de un intento de asesinato en septiembre, se ha sumado una grave crisis de doble sentido protagonizada por el enfrentamiento entre la Ciudad de Buenos Aires y el gobierno federal y por el choque entre el Poder Ejecutivo y el Judicial. La vicepresidenta dijo que era víctima de una “mafia judicial” cuyo único objetivo era proscribirla de la política señalando que no había “renunciamiento, ni autoexclusión [sino] proscripción”. Por su parte, el fallo de la Corte Suprema suma un conflicto más al clima preelectoral de 2023.

A tres meses de la derrota en el plebiscito, el presidente Boric ha logrado impulsar un mecanismo para dar continuidad al proceso de reforma constitucional truncado por el resultado negativo del plebiscito celebrado en septiembre. Soslayando las tensiones entre el oficialismo y la oposición que no lo dejaban avanzar se elegirá un nuevo Consejo Constitucional integrado por 50 representantes de elección popular en abril próximo y 24 expertos. El texto elaborado se ratificará mediante otro plebiscito en noviembre.

Finalmente, el autoritarismo se enquista en Nicaragua y Venezuela, mientras México, Guatemala, Honduras y, sobre todo, El Salvador van a la deriva en un contexto regional de democracias fatigadas. En 2023 se celebrarán comicios presidenciales y legislativos en Paraguay, Guatemala y Argentina, y elecciones municipales en Ecuador y Colombia. En Perú están previstas celebrarlas adelantadas en abril de 2024 salvo que la crisis que invade en la actualidad al país obligue a su anticipo.

Nuestra Newsletter

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com